Páginas vistas en total

lunes, 9 de diciembre de 2013

Sobre el Intrusismo Sanitario. Para Quiromasajistas "desinformados"


Sobre el intrusismo sanitario.

 

Últimamente el tema está resurgiendo en el mundo 2.0, bien, nunca ha dejado de estar presente, pero estos últimos días a raíz de una entrada en un Blog ha “resucitado” con fuerza el “debate”.

 

La novedad, esta vez los “intrusos” han interaccionado con los Fisioterapeutas y se ha abierto un debate, en el que tal vez el fondo y el espíritu del “problema” se han “desviado”

 

Aparentemente, los no sanitarios se amparan en un epígrafe de IAE y afirman que eso ampara su actividad como “Legal”… Como creo en la bondad humana y en la buena fe, entiendo que les falta información, y que la que tienen, tal vez se les ha explicado “incorrectamente”…

 

Centremos el tema, intentaré ser poco técnico, y explicar el tema con sencillez.

 

 

Las Profesiones Sanitarias están reguladas en España por una Ley que conocida como LOPS (Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias), a nivel esencial esa Ley enumera quienes son Profesionales Sanitarios y especifica que para intervenir entre otras cosas sobre la población afecta de patologías se ha de estar reconocido como Profesional Sanitario, pudiendo intervenir cada Profesional dentro de unos límites y funciones generales que marca esa Ley.

 

Una vez el Profesional Sanitario ha conseguido su título, ha de decidir como ejerce su actividad, tiene básicamente dos caminos, con un contrato laboral o como profesional libre, en el segundo caso para ejercer esa actividad ha de darse de alta en el régimen general como Autónomo y su actividad queda sujeta a un epígrafe de IAE (Sanitario)

 

Para ejercer una actividad Sanitaria, es imprescindible (me centraré en el ámbito privado) a día de hoy (aunque una nueva Ley puede variar este prerrequisito en alguna Profesión Sanitaria) estar Colegiado, y el lugar donde se realiza esa actividad ha de estar dado de alta como Centro Sanitario. Estos temas están normados en normativa básica y en diferentes Leyes estatales y autonómicas por tener estas últimas competencias transferidas en ámbitos Sanitarios.

 

 

Llegados a este punto podríamos resumir que para poder atender legalmente a población “con patologías”:

 

1-      Estar en posesión de un título oficial de una profesión reconocida en la LOPS.

2-      Estar contratado como profesional sanitario o ejercer la profesión como autónomo.

3-      Estar Colegiado (si se ejerce en el ámbito no público, dependiendo de la CA en el público también)

4-      Ejercer la profesión en un Centro con autorización sanitaria.

 

Bien, analicemos el caso de las “profesiones” que no cumplen los requisitos 1,3,4…  No todas las “profesiones” requieren un nivel académico reconocido para ser ejercidas, sin ánimo peyorativo y a modo de ejemplo enumeraré algunos casos: Un peón, un vendedor de prensa, un cajero de un supermercado… Esas actividades no requieren reconocimiento académico, existen y tributan. Un peón puede ejercer como autónomo, y cualquier emprendedor puede montar un Kiosco de prensa y ser autónomo, sus actividades están reconocidas en epígrafes de IAE, de hecho, hacienda clasifica cualquier actividad económica a efectos recaudatorios de dicha actividad. Que un Peón pueda darse de alta como autónomo no implica que pueda deba hacer los planos de un edificio ni que esté capacitado para hacerlos, podría hacerlos evidentemente, pero lo haría de una forma ilegal, y podría edificar una casa sin pedir las licencias oportunas, de hecho existen casas edificadas en esas condiciones…

 

Hacienda, creando un epígrafe de IAE simplemente afirma que una actividad existe y que ha de tributar, pero no norma sobre la legalidad de la misma.

 

A modo de ejemplo, centrémonos en la “actividad” de un “quiromasajista”, no existe texto legal que reconozca esa profesión como tal, ese status no existe para el quiromasaje, tan solo es una actividad económica… Ante esa falta de regulación vive en un “limbo legal”, pero cuidado, deberá ejercer esa actividad en los espacios no regulados, y el Sanitario lo está, por tanto, deberá limitarse a “ejercerla” sin intenciones terapéuticas, en el ámbito del bienestar, que no está regulado… (aunque a todas luces la requeriría).

 

El “escudo” de “yo también tengo RC”, es curioso… Evidentemente han de tener una RC, como la tiene un peón o el Kiosquero… toda actividad económica la ha de tener, es simplemente un tema de obligatoriedad legal, también la han de tener en el Café que hay frente a mi casa, pero cubrirá a los efectos de su actividad legal, no a los efectos de extralimitarse, al igual que no cubriría a un peón haciendo planos, no cubrirá a un quiromasajista haciendo tratamientos terapéuticos…

 

Llegados a este punto, espero que los que ejercen tratamientos terapéuticos sin estar habilitados para realizar esa actividad se replanteen las cosas, y que regularicen sus actividades, tal vez no lo sabían (muy probablemente han vivido en el desconocimiento interesado por quien no se lo explicó), pero ahora lo saben tras leer estas líneas, espero que su responsabilidad y su conciencia les ayuden a ser honrados.

 

Y una llamada a las Autoridades Sanitarias, que si fuesen tan eficientes como los son sus colegas de tráfico, esto estaría solucionado hace lustros… Hagan cumplir la Ley, los ciudadanos les han confiado su Salud, no les decepcionen…

 

 

Manel Domingo

@fisiose

lunes, 2 de diciembre de 2013

Queremos se Fisioterapeutas, ¡No Marionetas!


Queremos ser Fisioterapeutas, ¡No Marionetas!


Demoledora frase vista en Twitter y escrita por un estudiante de cuarto de Fisioterapia.
¿ Es un pensamiento que tan solo invade las mentes de los estudiantes, o tal vez lo es de muchos seamos estudiantes o no? Apuesto por la segunda opción...

De todos es sabido que las Leyes van más lentas que los avances de la propia sociedad, es un mal universal... El problema aparece cuando la sociedad frena su evolución sin que las Leyes la obligen... o no todas las Leyes.

Digamos que los Fisioterapeutas disponemos actualmente de unas competencias profesionales concretas, han llegado de la mano de Bolonia y se han materializado con nuestros nusvos estudios de Grado, pero ¡Sorpresa! Aún y disponiendo de determinadas competencias no podemos ejercerlas en muchos ámbitos de actuación de nuestra profesión.



¿El motivo? 

Los aspectos organizativos, suena intrigante, y parece carente de sentido, pero es así... Digamos que el sistema sigue la máxima de  ¿ Dónde va Vicente ? a donde va la gente. Los sistemas que deciden como hemos de realizar nuestras intervenciones, en los ámbitos públicos, hospitales privados, compañias de seguro privados y mútuas laborarales en algunos casos han utilizado el modernisimo “corta y pega”, de hecho hace años que lo utilizan, incluso antes de la aparición de los ordenadores.




Intentaré explicarme, la Ley dice que en nuestro sistema público de Salud, para atender a un paciente es requesito indispensable que nos venga derivado por un médico, este a efectos legales es el responsable asistencial del paciente ( esta Ley a todas luces debería ser modificada...), bien, de cualquier médico, se pasó a un médico Rehabilitador, casi por arte de magia... O no tanta magia, el sistema intentó ordenarse, hizo un símil fácil, que tan solo puede ser entendido en el contexto histórico en el que realizó. Remontemonos a los inicios, los Fisioterapeutas eran ATS, y los ATS como su nombre indica Asistían a los médicos, fué fácil, en aquel momento los Fisioterapeutas se convirtieron en los enfermeros de los Rehabilitadores, y así quedó instaurado... Se organizaron las estructuras de tal manera que, para que un Fisioterapeuta pudiese ver a un paciente, previamente tenía que pasar por un RHB, los hospitales y las estructuras sanitarias tienen libertad para organizarse como crean conveniente, eso no está legislado. Pueden decidir que un paciente pasará por un administrativo antes de entrar en una consulta, o lo puede hacer un auxiliar o un enfermero... Son meros aspectos de como organizar los circuitos aisistenciales, no hay normas de obligado cuplimiento en este aspecto... 

Pero la centralización generó “corta-pegas”, todo el sistema se replicó, y lo que era opcional se convirtió en la norma... Y entre esas normas, que se pueden realizar de muchas maneras, quedó impregnado el sistema organizativo en el que él paciente pasa antes por el RHB  de pasar por el Fisioterapeuta.

Y se replicó a todos los niveles, de los hospitales públicos a los ambulatorios, a los hospitales privados, a alguna compañias de seguros, mútuas de accidentes laborales... Se expandió como un cáncer.

Y como la Ley dice que el paciente ha de pasar por un médico en el sistema privado, y el RHB es evidentemente un médico, la Ley no se incumple...

Llegó Bolonia, pero los sistemas organizativos no cambiaron, no se adaptaron, no se hicieron más eficientes, siguieron como si tal cosa... Las cosas de Palacio van despacio, y en este caso el sistema tenía un problema, el sinsentido de los sistemas organizativos creó multitud de plazas “en propiedad” de RHB que tenían derechos laborales adquiridos, y al plantearle al sistema el sin sentido,al estudiar el tema en cuestión no se atrevió a cambiar su organización... No diré los motivos pero todos podeis imaginaros algunos de ellos... resumiré el tema utilizando la palabra Lobby...

Y el sistema aprendió a utilizar sus ventajas, las compañías de seguros visualizaron las virtudes de tener un “guardia urbano” regulando el tráfico de pacientes. Hospitales privados y mutuas laborales pensaron, si se hace en la pública debe ser bueno...



Tras esto llegaron más problemas, los “guardias urbanos” se olvidaron que eran médicos y se dedicaron a “gestionar” y eso contamino al sistema, auque en algún lugar los pacientes llegaban sin pasar por el “guardia” su control, y sus sistemas trabajando con volúmenes generaron una caída en picado de los precios que se pagavan por la asistencia.

Bueno, tocará romper el sistema... en eso estamos... Hay que cambiar un par de Leyes, yque a los gestores sufran les entre un ataque de sentido común y que calculadora en mano se den cuenta que esto solo beneficia a los “guardias” y no a la sociedad...

En resumen, somos marionetas, por un lado del Sistema y por otro de los precios que algunas aseguradoras nos pagan, romperemos los hilos, seguro... Y para los que ya saben de que va, de paso romperemos el saco, puestos a romper ;)





lunes, 8 de julio de 2013

Pensamientos dispersos en un avión.



 Aburrido en un Vueling destino a Coruña ( 4/7/2013 21:15), para pasar el tiempo he decidido abrir el "Notes" de la Iphone y escribir alguna cosa…


Me ha venido a la cabeza que los Fisios somos seres metamórficos mentalmente hablando, transformamos nuestras convicciones y opiniones automáticamente al cambiar el abordaje, técnica o enfoque que aplicamos a un paciente… bueno, eso está cambiando afortunadamente, pero algunos quedan que razonan, exploran, historian un mismo caso dependiendo de la "mirada", la "intención" y hasta a veces de la "inspiración del momento"...


Una ventaja de ser Fisioterapeuta es nuestro cerebro multitarea, acostumbrados algunos de nosotros en algún momento de nuestra trayectoria profesional a tratar 10 pacientes por hora, sabemos (los hombres, a las mujeres se les supone) hacer más de una cosa a la vez, para gozo, algarabía y alegría  de nuestras parejas, que observan incrédulas nuestras dotes organizativas multitarea, cayendo rendidas a nuestros pies independientemente de la hermosura de nuestras facciones.


Los Fisios flipamos con las manipulaciones articulares, hay gente que flipa con los coches, con las palomitas, con el puenting... Nosotros no, nosotros flipamos manipulando... Nos pasaríamos el día crujiendo personas, animales, cosas diversas... Cualquier cosa que cruja nos gusta!  Cualquier excusa es buena para crujir a alguien, por ejemplo un abrazo...


 Los Fisios también nos casamos... Pero somos bastante endogámicos, nos apareamos básicamente entre nosotros (lo dicen las estadísticas) o bien con otros profesionales sanitarios... Dado esto sufro por el futuro genético de nuestra especie (pero esa es otra historia )....


Ya que el Piloto advierte "tripulación 15 minutos" y que me queda un desastroso 8% de batería, cierro aquí el tema y ver que hago con lo que he escrito 21:33


Manel Domingo. @fisiose

lunes, 25 de febrero de 2013

¡Secuestrados por nuestro éxito!


Aunque parezca mentira vivimos secuestrados de nuestro propio éxito… Intentaré explicarme y para ello será necesario remontarnos al pasado, que suele explicar el porque de muchas cosas.


En el inicio de nuestra profesión en España, hace ya más de 50 años, cuando yo ni tan solo había nacido surgió un problema que fue considerado grave, nuestro nombre… La sociedad conocía y asimilaba nuestra actividad con el nombre de masajistas, y más de uno sudaba la “gota gorda” para evitar hacer un nudo en su lengua al decir Fisioterapia o Fisioterapeuta. Esto generó un problema importante, los primeros Fisioterapeutas quisieron diferenciarse rápidamente de los masajistas, como no podía ser de otra manera, y rápidamente pensaron en que era muy importante destinar tiempo y recursos a ensalzar su nombre y ha vender el producto… Al inicio no fue fácil, hasta hace bien poco y a día de hoy aun en algún medio aparece algún locutor diciendo el doloroso y famoso: “El masajista salta al campo …” y por la herencia de antiguas generaciones de Fisioterapeutas, los actuales, convulsionamos de ira y mandamos sendos mails a la dirección de los programas con quejas formales para solucionar estos agravios…

Actualmente prácticamente toda la población es capaz de decir FISIOTERAPEUTA sin problemas, y tiene en alta estima nuestra profesión, hasta el punto que somos la segunda profesión de Salud más valorada y demandada socialmente tras los médicos. Tanto hemos vendido nuestro nombre y lo maravilloso de nuestra profesión, que hasta hacen series televisivas en las que los Fisios somos los protagonistas.

La sociedad asocia nuestra profesión al éxito seguro, y a ingresos importantes… hemos pasado de ser desconocidos, a estrellas del celuloide, y ha día de hoy ser Fisioterapeuta “mola”.

Consecuencias… Los jóvenes quieren estudiar Fisioterapia, y no faltan Universidades… y ante la demanda desorbitada para una profesión de moda, la inversión, de momento es “macanuda”… más demanda, más oferta… Una auténtica locura a mi entender, dado que las expectativas de los futuros estudiantes nada tienen que ver con la realidad. Nuestro mercado profesional ya no puede absorber más Fisioterapeutas, y no podía antes de la crisis, o sea, que el tema no es transitorio, estamos frente a un exceso de oferta laboral estructural, no coyuntural.

En fin… Secuestrados por nuestro éxito social y por el “hambre” de dinero, de aquellos que ven en nuestra profesión un negocio. En un País sin sistema de Númerus Clausus el tema parece complicado… seguro que parará, el mercado lo regula todo, pero antes de regularlo suele destruirlo, y si no miremos que paso con el sector inmobiliario… Pasaremos de ser estrellas del celuloide a una profesión sin empleabilidad si no encontramos una solución rápidamente.

Solo la profesión puede pararlo, pero ¿Se movilizará con contundencia para frenarlo?, ¿O observará pasivamente como se van degradando nuestras condiciones laborales y nuestros salarios?… Espero honradamente que cuando “salte la chispa”, y creo que será muy pronto, de una vez por todas nos movilicemos por primera vez como un colectivo para solucionar a un problema que nos afecta a “casi” todos…


Manel Domingo @fisiose

jueves, 3 de enero de 2013

Temas clave para la Fisioterapia en el 2013


Bien, parece que finalmente el Mundo sigue en pié y que iniciamos un nuevo año. Y también parece que será un año interesante para nuestra profesión, algunos temas fundamentales para nuestra progresión, vislumbran soluciones finales en estos próximos doce meses. Y es que al final, lo que cuenta son los resultados consolidados y no las ideas, los proyectos o las palabras.


Con la prudencia por compañera, algunos ejemplos:

Ley del Medicamento:
Una Proposición no de Ley (PNL), nos acerca a la inclusión en dicha Ley, junto con Enfermería y Podología. Esto abriría el camino a la prescripción ( y retirada, tal vez más interesante a mi entender ;) ) de determinados fármacos, aunque lo más importante es la puerta que se abriría hacia la prescripción de Ayudas Técnicas y temas Ortoprotésicos varios… Quedaríamos posicionados en el grupo de  Países en los que los Fisioterapeutas tendrían más competencias en este campo.


Aunque este año podríamos “estar dentro” quedarían muchos detalles por desarrollar antes de su implementación práctica, como que fármacos, en qué condiciones, donde etc… pero podría aparecer este mismo año reflejado en un BOE, cosa que garantizaría su aplicación.
Queda trabajo en este aspecto concreto, pero parece que va por buen camino y que “tiene buena pinta”…

Anteproyecto de Ley de Servicios Profesionales:
Esta Ley, deriva de una directiva Europea, que en cierto modo, en el tema que nos compete, tiende a armonizar la Colegiación en todo el espacio europeo. Puede parecer un tema menor, pero tiene una importancia capital. Ha de determinar la organización y tipología de los Colegios Profesionales, las profesiones que tienen reserva de actividad (que requieren un determinado título para ser ejercidas) entre otras cuestiones.
En el anteproyecto que ha de ser aplicado a partir de este año, y al que aún le queda algún recorrido parlamentario, por lo tanto un tiempo para su aplicación y que podría sufrir alguna variación, la Fisioterapia quedaría dentro de un reducido grupo de profesiones de colegiación obligatoria para su ejercicio, en todos los casos  y  a nivel estatal para los Fisioterapeutas que atiendan directamente a pacientes, incluidos los funcionarios públicos, a su vez también quedaría claramente reflejada como una profesión con reserva de actividad.
Todas las profesiones que se encuentran dentro de la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias (LOPS) mantendrían la reserva de actividad, pero no todas la colegiación obligatoria, en algunas la colegiación pasaría a ser voluntaria.




¿Pero en qué nos beneficiaría?
- En primer lugar, el Estado reconoce la importancia de la Fisioterapia como profesión, al mantener la obligatoriedad de la colegiación, que tan solo ha sido preservada en profesiones que la requieren por interés general y para garantizar la protección de la actividad como garantía ante la población.
- Manteniendo la colegiación obligatoria, se consigue que los colegios profesionales sean representantes de la profesión frente a las Administraciones Públicas. Con la pérdida, o pasando a ser una profesión de colegiación voluntaria esa condición se perdería. A nivel práctico y para entenderlo más fácilmente, si un Colegio quiere negociar o hablar ante una Administración, esta tiene la obligación de recibirlo y sentarse a negociar con el, si varía una Ley o una norma que implique a la profesión la Administración ha de comunicar estas modificaciones y los Colegios tienen la posibilidad de hacer alegaciones… Sin colegiación obligatoria todo eso, se perdería…
- Los fondos colegiales, permiten entre otras cosas suficiencia económica para poder negociar temas como, la Ley del Medicamento, Especialidades, Título de Grado… Permite disponer de fondos para poder generar alegaciones a temas que puedan ir contra los intereses de la profesión o de los ciudadanos, etc…
- La clarificación de las reservas de actividad, y la obligatoriedad de la colegiación, será sin lugar a la menor duda, una herramienta fundamental y capital para el “enfoque” de la lucha contra el intrusismo efectiva, si finalmente el anteproyecto no varía su planteamiento inicial.
- Se mantendría la obligatoriedad de mantener las normas deontológicas, de una manera uniforme para toda la profesión.
- Y aunque pueda parecer poco relevante, por un tema psicológico… estaríamos dentro de los colegiados… al lado de los Abogados, Médicos, Arquitectos, Farmacéuticos…

Especialidades en Fisioterapia:
Es el tema menos claro de los expuestos, pero como he nacido optimista mantengo mi visión positivista. Lo que parece claro es que este año sabremos si finalmente ven la luz, y en que condiciones. Como en el caso de la Ley del Medicamento otra cosa es cuando se aplicarían a efectos prácticos… pero este año podrían llegar a conseguirse en “papel”.
Parece que el hecho de que aparezcan tiene muchas posibilidades de hacerse realidad, otra cosa es si saldrán por vía residencia o por otras vías, para mi la vía residencia es la mejor de las opciones posibles, pero… hay que esperar. Confío plenamente en la gente que lleva el tema directamente, así que conociendo la capacidad de los “negociadores” que nos representan, mantengo mi confianza en la posibilidad  vía residencia, y en caso de no ser posible por esta vía, seguro que conseguirán una buena solución alternativa.

Otros temas
No todo será positivo este año para la Fisioterapia, las posibilidades reales de empleabilidad parece que no mejorarán , la situación de deterioro económico global, que azota a nuestra sociedad está minando nuestras expectativas, y la ilusión de muchos Fisioterapeutas recién salidos de la Facultad o de aquellos que desgraciadamente han perdido su empleo… La “economía” no está en nuestras manos, escapa de las posibilidades de los Fisioterapeutas. Pero posicionar la profesión con fuerza nos ha de dar un buen punto de partida para la mejora de la empleabilidad cuando las calamidades económicas remitan… Nada es eterno, la tormenta pasará, y hemos de trabajar para adaptar nuestra profesión a los “nuevos tiempos”.
Y pasando a aspectos más positivos… Probablemente será el año de la consolidación del fenómeno 2.0 en nuestra profesión, en la que cada vez la “red” tiene más influencia intelectual y filosófica.
De otros temas se empezará a hablar y a debatir con más fuerza durante el 2013, empezará a sonar el Acceso Directo, Petición de Pruebas Complementarias, Estandarización de Guías de práctica Clínica basadas en la Evidencia Científica… y algunas otras cosas… pero estos temas deberían tomar fuerza en el 2014 si los anteriores se “cierran” y permiten focalizar esfuerzos en nuevos retos.
Y como no, buena entrada a todos en este apasionante 2013 que acaba de nacer!

Manel Domingo  @fisiose